En su visita a España y Portugal, el representante especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, solicitará el endurecimiento de sanciones contra Nicolás Maduro y su entorno.

De acuerdo a lo publicado por ABC, Abrams trasladará a los gobiernos de ambos países la petición de la Casa Blanca de que intercedan para que las empresas extranjeras que quedan en Venezuela dejen de hacer negocios con el régimen chavista.

Como el Departamento del Tesoro de Estados Unidos aprobó varias rondas de sanciones contra la petrolera venezolana, Pdvsa, en lo que supone un embargo en toda regla que quiere extender a sus socios al otro lado del Atlántico, en especial a España, apuntan do así a Repsol para que ésta deje los negocios con el Gobierno de Maduro.

Comments

Comments are closed.