El canciller de México, Marcelo Ebrard, señaló que para buscar una salida a la crisis en Venezuela se debe dialogar, y aseguró que su país lo mejor que puede hacer es “proponerlo, pero no tenemos modo de imponerlo”.

“Lo que hay que buscar es diálogo en el que se presupone que no condenas a una de las dos partes, porque si lo haces no convocas a un diálogo. Es muy obvio (…) Yo le podría decir muchas cosas, pero el punto de partida que tenemos es que si queremos promover un diálogo no vamos a tipificar ni condenar ni al régimen ni a la oposición”, expresó.

Asimismo, apuntó que México mantiene conversaciones con ambas partes en Venezuela.

“Lo relevante es cuál es la salida plausible. Y hay dos estrategias: una es seguir el cerco para crear una crisis de carácter alimentario muy seria y de esa manera obligar al régimen a dialogar, a irse, a lo que sea. La otra es intentar un diálogo con respaldo internacional y construir una agenda. Nosotros seguimos en la idea de que el segundo camino es el mejor”, indicó durante una entrevista ofrecida a El País de España.

A continuación parte de la entrevista ofrecida a El País:

  • Este sábado Nicolás Maduro volvió a hacer un llamamiento a un diálogo para lograr una salida a la crisis de Venezuela y se refirió a México, Uruguay, Bolivia y los países del Caricom como los mejores garantes. No dejan de ser los países que menos han criticado o no han criticado a su Gobierno. ¿Qué credibilidad puede tener un diálogo así?

R. El tiempo está dando la razón a nuestra posición política. ¿Qué le dijimos al Grupo de Contacto de la Unión Europea? Si ustedes parten de la base de desconocer al Gobierno actual y decir que el señor Guaidó va a convocar las elecciones, está bien, es una decisión política, pero desgraciadamente no ha ocurrido. Lo que hay que buscar es diálogo en el que se presupone que no condenas a una de las dos partes, porque si lo haces no convocas a un diálogo. Es muy obvio.

  • ¿Cuándo ha sido la última vez que ha tenido comunicación con el Gobierno de Maduro?

R. La semana pasada, cuando se anunció que la Cruz Roja puede canalizar la ayuda humanitaria. Lo veíamos muy positivo, porque México lo propuso en el Consejo de Seguridad de la ONU.

  • ¿Y con Guaidó?

R. Con Guaidó y con toda la oposición estamos también en contacto.

  • ¿Pero usted ha hablado con él?

R. No, yo no he hablado con él porque no ha venido a México.

  • ¿Usted cree que el régimen de Venezuela es democrático?

R. Yo le podría decir muchas cosas, pero el punto de partida que tenemos es que si queremos promover un diálogo no vamos a tipificar ni condenar ni al régimen ni a la oposición.

  • Pero, por ejemplo, ¿piensa que las elecciones del 20 de mayo del año pasado tuvieron todas las garantías de un régimen democrático?

R. Es que eso, para la posición que estamos planteando, no es relevante. Lo relevante es cuál es la salida plausible. Y hay dos estrategias: una es seguir el cerco para crear una crisis de carácter alimentario muy seria y de esa manera obligar al régimen a dialogar, a irse, a lo que sea. La otra es intentar un diálogo con respaldo internacional y construir una agenda. Nosotros seguimos en la idea de que el segundo camino es el mejor.

  • ¿Una agenda para llegar a qué? ¿El fin son unas elecciones presidenciales con garantías?

R. Mire, hay que discutir. Se decía las elecciones libres, la libertad de presos políticos, el levantamiento de sanciones, porque está produciendo una crisis muy grande… Todo eso debe ser la agenda de un diálogo real y es lo que México quiere que se dé. Ahora, nosotros lo máximo que podemos hacer es proponerlo, no tenemos modo de imponerlo.

  • ¿Usted cree que se puede llegar a un acuerdo entre ambas partes sin que haya un compromiso de convocar elecciones?

R. Habría que ver lo de las elecciones, pero el camino de que lleguen a un acuerdo no se deriva de una pretensión ingenua, sino de la convicción de que la estrategia que cada uno eligió por sí sola no funciona. En todos los diálogos en los que México ha participado se decía lo mismo. En los ochenta, por parte por cierto de algunos actores que están de vuelta, como el señor Elliott Abrams [enviado especial de Estados Unidos a Venezuela], se decía que hay que acabar con las guerrillas. ¿Qué decía México? Que había que llegar a un acuerdo. Pensamos lo mismo en el caso de Venezuela.

  • ¿Ve disposición del Gobierno de Maduro y de Guaidó por sentarse a hablar?

R. No la ha habido, pero cada día que pasa la disposición tendrá que acercarse más, porque la ventana de oportunidades se va cerrando.

Comments

Comments are closed.