El presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, afirmó este lunes en una entrevista a la radio Jovem Pan que la caída de su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, pasa porque haya una “fisura” en el Ejército y medidas externas como profundizar en el “embargo económico”.

“En la debilidad de Maduro está la fuerza de la dictadura”, dijo el mandatario en alusión a las Fuerzas Armadas, al ser preguntado sobre qué pretende hacer para resolver la profunda crisis que sufre Venezuela.

Bolsonaro, quien reconoce, al igual que otro medio centenar de países, al jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, como presidente legítimo de ese país, evaluó que ahondar en el “embargo económico” puede presionar al Gobierno de Maduro “a caer”.

“No podemos dejar que Venezuela se transforme en una nueva Cuba o hasta en una Corea del Norte”, aseveró el jefe de Estado, en el poder desde el pasado 1 de enero.

También reiteró que Estados Unidos están a la “vanguardia” en relación a las medidas que deben ser adoptadas en Venezuela y comentó que el presidente de ese país, Donald Trump, le dijo durante su encuentro en la Casa Blanca que “todas las posibilidades están encima de la mesa”, incluyendo la de una intervención militar.

“¿Qué puede hacer Brasil? Vamos a suponer que haya una invasión militar allí, la decisión (de apoyar o no) será mía, pero escucharé al Consejo de Defensa Nacional y después al Parlamento brasileño para tomar una decisión en esa cuestión“, manifestó.

No obstante, el gobernante brasileño cuestionó esa opción porque no se sabría la duración de dicha operación, entre otros factores, y por eso, optó por profundizar el “embargo económico” y esperar una “fisura en el Ejército”.

“La intención que existe de EE.UU. y nuestra también es que haya una fisura, una división, en el Ejército venezolano. No hay otro camino porque quien decide, como ya dije tiempo atrás y fui criticado, si un país está en democracia o dictadura son las Fuerzas Armadas”, declaró.

Por otro lado, afirmó que el plan para intentar introducir ayuda humanitaria a través de las fronteras de Brasil y Colombia, “consiguió gran parte del objetivo” porque ello provocó que en febrero pasado los indígenas se volvieran contra el Gobierno de Maduro, así como “parte de la población”.

“Venezuela no puede continuar como está, con el pueblo sufriendo y con gran parte de ellos huyendo para Colombia o para Brasil. Hay que poner punto y final a aquello”, aseveró.

EFE

Comments

Comments are closed.