El diputado a la Asamblea Nacional, Ángel Alvarado, denunció que otras ocho toneladas de oro fueron retiradas del Banco Central de Venezuela en abril para presuntamente ser vendidas en el exterior.

“Cuando el Banco Central está en contingencia se hace otro movimiento con el oro”, denunció el parlamentario opositor.

Los lingotes se sacaron de la entidad en momentos en que el banco trabaja con un personal mínimo ante los problemas de suministro de agua en sus oficinas, detalló una fuente de gobierno que pidió el anonimato.

De acuerdo a lo reseñado por la agencia Reuters, con este último movimiento se habrían retirado unas 24 toneladas de oro desde enero. El banco todavía tendría unas 100 toneladas en sus bóvedas, apuntó la fuente.

Comments

Comments are closed.