José Agustín Campos, presidente de la Confederación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Venezuela (Confagan), informó este lunes que las pérdidas en el sector agricultor y ganadero causadas por las precarias condiciones de los servicios básicos en el país “son incuantificables”.

El portavoz sostuvo que desde un punto de vista estadístico, no hay cifras que midan las consecuencias de los cortes de electricidad en la producción agrícola animal.

“Si la administración de carga se hiciera con disciplina, el empresario, industrial, productor, ganadero, pudiera administrarse, pudiéramos ver resultados. Pero si no se cumple y es esporádica la administración, es difícil garantizar una planificación”, dijo Campos durante una entrevista en el programa Primera Página, en referencia a los racionamientos eléctricos anunciados por el Gobierno de Nicolás Maduro.

Señaló que, por ejemplo, si hay una administración de cuatro horas, hay que hacer una planificación de reses que pueda manejarse en ese corto espacio de tiempo. “Ese es un proceso de matanza, de refrigeración que cae. La carestía se va a profundizar, el desabastecimiento, y la respuesta no puede ser que la comunidad retroceda a la era prehistórica”, rechazó.

Por otra parte, Campos advirtió que “existe una inseguridad nutricional de carácter severa por la falta de la luz, porque estos productos altamente perecederos son muy sensibles, lo que trae consecuencias desde el punto de vista sanitario”.

Comments

Comments are closed.