Figuras del chavismo disidente han puesto sobre la mesa la posibilidad de celebrar un referendo consultivo para darle fin al conflicto político que vive Venezuela.

La iniciativa está siendo impulsada por la Alianza para el Referendo, la cual se encuentra integrada por un grupo de ex ministros, movimientos políticos y sociales. Según la organización, de llevarse a cabo podría organizarse el referendo en un plazo de un mes.

La consulta que se haría a los ciudadanos es si el pueblo quiere o no relegitimar los poderes públicos y que se convoque a unas elecciones para elegir nuevas autoridades, reseñó Panorama.

Gustavo Márquez, quien fuera ministro de Comercio durante la gestión del fallecido Hugo Chávez, es uno de los solicitantes que apuesta por la consulta popular como una solución al conflicto que podría realizarse en máximo seis meses de ser aprobado.

La propuesta está contemplada en el el artículo 71 de la Constitución y requiere la firma del 10% de la población electoral para su aprobación. De acuerdo con el registro de diciembre del 2018 que contó con 20.474.846 venezolanos inscritos, se necesitarían 2.047.484.

Negociación

“Para poder hacer la consulta debe haber un diálogo previo para escoger un CNE de consenso, que sea creíble para ambas partes y para todo el país, eso lo pueden estructurar por la vía de la negociación”, sostuvo Márquez.

Para el ex ministro, el referendo es vinculante y apropiado para el contexto político actual, por las características especiales y extraordinarias que vive el país con dos Asambleas, dos TSJ y dos fiscales.

“Estamos frente a una crisis institucional y política que requiere una consulta al soberano”, agregó Márquez.

A juicio del también ex ministro pero de la cartera de Finanzas, Rodrigo Cabezas, es necesaria un diálogo entre las partes vinculadas que incluya a Gobierno y oposición para elegir un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE).

“Una salida democrática es tan urgente que ameritaría trabajar con carácter extraordinario, pero como sería una sola pregunta sobre si el venezolano estaría o no de acuerdo con la relegitimación de los poderes públicos de Venezuela, cuya respuesta sería sí o no, es posible que en unos 90 días podría hacerse esta consulta siempre que exista un acuerdo y un CNE distinto al actual”, expresó.

Comments

Comments are closed.