El vicepresidente Mike Pence advirtió que Turquía pondría en riesgo su membresía en la OTAN si continúa con sus planes de comprar un sistema ruso de defensa antiaérea a pesar de la oposición de Estados Unidos y otros países.

Las palabras de Pence se vertieron después de que Turquía insistió el miércoles en que el acuerdo ruso era un hecho, indicio de un aparente punto muerto entre ambas naciones.

Pence dijo que Turquía se arriesga a ser expulsada del programa F-35 Joint Strike Fighter, que podría afectar a los fabricantes turcos que hacen partes de la aeronave.

Agregó que Turquía deberá decidir si seguirá siendo un socio crítico en la OTAN o, en lugar de eso, poner en riesgo dicha sociedad al tomar decisiones imprudentes que socavan la alianza.

El ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, dijo que el sistema ruso S-400 no será una amenaza para la OTAN.

AP.

Comments

Comments are closed.