Grupos de personas en diferentes partes de Venezuela protestaron este domingo en las calles contra los apagones en medio de un nuevo corte de suministro en todo el país, en el séptimo día consecutivo de interrupciones del suministro.

En el centro de Caracas, en la Avenida Fuerzas Armadas, decenas de manifestantes cortaron la calle en tres puntos interrumpiendo el tráfico en uno de los principales focos de protestas. En la ciudad no hay servicio de agua desde el lunes, cuando comenzó la reciente ola de apagones.

En esta arteria vial, colectivos paramilitares armados afectos al chavismo reprimieron con disparos a los manifestantes. Según el reconocido por más de 50 países como presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, dos personas fueron heridas por los sujetos armados.

En otras partes de la capital venezolana, como Altamira, los Palos Grandes, el Cafetal o Coche se produjeron protestas con centenares de vecinos en las calles gritando consignas contra el Gobierno y golpeando cacerolas para expresar su irritación con la situación.

También fuentes de la oposición reportaron protestas en otros estados del país como Carabobo, Aragua, Lara y Zulia.

Apagón tras apagón

Las protestas se producen en el séptimo día con problemas de suministro después de que el lunes dos apagones dejaran el país a oscuras sin que desde entonces, pese a varias reconexiones del fluido, se haya podido recuperar el funcionamiento normal.

El Gobierno de Nicolás Maduro ha denunciado cinco actos de “sabotaje” contra el Sistema Eléctrico Nacional (SEN), desde que el día 7 se produjera un primer apagón que no pudo controlar hasta el quinto día.

Cerca de las 09.40, hora local (13.40 GMT), el fluido de energía se vio interrumpido en la capital venezolana que, casi en su totalidad, había recobrado el servicio tras el apagón ocurrido la noche del sábado.

El Ejecutivo de Nicolás Maduro denunció anoche que esta última falla fue ocasionada por un “doble ataque sincronizado” contra el sistema eléctrico que apagó la luz de millones de hogares las noches del viernes y el sábado a la misma hora.

Hasta ahora el Gobierno ha responsabilizado a la oposición venezolana y a la Administración de Estados Unidos por “atacar” el SEN con métodos electromagnéticos, mecánicos, fusil de larga distancia e incendios.

El Gobierno de Maduro también ha admitido una falla en el sistema aunque como consecuencia de los “ataques terroristas” previos.

La oposición venezolana, por su parte, culpa al Gobierno y a la estatal Corporación Eléctrica (Corpoelec) por el aumento de estos apagones que comenzaron hace una década y se fueron haciendo frecuentes especialmente en regiones lejanas a Caracas.

Con información de EFE.

Comments

Comments are closed.