El presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga, señaló este viernes que tras el apagón del pasado 25-M “los principales afectados fueron los comercios, por los saqueos que se generaron“.

Asimismo, indicó en el programa “El Toque de Diana”, transmitido por La Romántica 88.9 FM, que “más allá de eso, el comercio también se ha venido deteniendo en gran medida. No se puede facturar, ni registrar una venta”-

“Todo eso en un contexto donde Venezuela ya venía apagada. Una situación dramática a casa de la hiperinflación, derivada de una incapacidad. Además tenemos los problemas de faltas de reservas internacionales“, sumó.

Sostuvo que “tenemos una economía que tal vez es la cuarta parte de la que alguna vez tuvimos. Somos un país mucho más pobre que tiene que ver con muy malas políticas públicas. El apagón es consecuencia de haber administrado mal”.

“Desde el punto de vista de producción, sin duda se ha afectado un poco, no mucho. Las empresas industriales quedaron grandes en esta Venezuela. El país solía tener 12.700 empresas industriales, antes de la llegada del difunto presidente Hugo Chávez, actualmente hay 2.500 trabajando al 23% de su capacidad“, agregó.

Aseveró que “el Gobierno del señor Nicolás Maduro destruyó la moneda como intercambio. En la medida que no tengamos un cambio político, los días que tengamos por delante serán los peores”.

“Para que exista industria en un país son necesarias tres cosas: 1.- Mercado 2.- Infraestructura, no solo agua y luz. 3.- Rentabilidad, no la hay. El venezolano está perdiendo plata”, resaltó.

Puntualizó que las empresas que se mantienen en pie “están a la espera de un cambio político que genere un cambio económico. El fundamente sobre el cual se monta la prosperidad de una economía es el trabajo, que estuvo, pero lo perdimos”.

Comments

Comments are closed.