El gobierno de Nicolás Maduro extendió 24 horas más la suspensión de la jornada laboral y estudiantil en Venezuela por un apagón masivo que entró el miércoles a su tercer día, mientras el líder opositor Juan Guaidó llamó a nuevas protestas para el sábado.

El servicio sigue intermitente en Caracas y otras regiones, tras una nueva falla registrada en la madrugada del miércoles que -según un comunicado del gobierno socialista- afectó la recuperación de 85% del servicio lograda hasta la noche del martes.

Ante la imposibilidad de estabilizar el suministro, el gobierno decidió “suspender las actividades laborales y educativas mañana jueves”, anunció en Twitter el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez.

El funcionario insistió en las acusaciones sobre un “grave ataque terrorista” al sistema eléctrico, por el cual culpa a Estados Unidos y la oposición.

Según la versión oficial, la caída de este miércoles fue “producto de la inestabilidad derivada” de nuevos ataques a la hidroeléctrica de Guri, que genera 80% de la electricidad del país.

El gobierno no ha dado estimados de cuándo se normalizará la situación. AFP

Comments

Comments are closed.