Este lunes se volvió a suscitar una serie de apagones en todo el país, que se ha prolongado por varios días, y Marilú Ramírez Sánchez, de 61 años, pensó que en cualquier momento llegarían misiles norteamericanos a Venezuela.

Ramírez residente del barrio Las Brisas de Caracas, y adepta al Gobierno Nacional, alertó a la comunidad sobre un posible ataque tras los apagones.

Por su parte, Thibisay Rodríguez, de 56 años, del mismo barrio, amiga de muchos años de Ramírez, sabía que esto no era un ataque norteamericano, sino que se trataba de una negligencia del Gobierno.

Para ambas hablar de política en estos tiempos es tema de controversia y más cuando Rodríguez se refiere a los llamados colectivos como delincuentes, mientras que Ramírez asegura que son para ayudar a la seguridad del pueblo.

De acuerdo al artículo publicado en El Nuevo Herald, en Las Brisas es difícil encontrar a personas que apoyen a Maduro.

La mayoría de la gente de aquí votó por Chávez, incluida yo, pero ahora esto es territorio de la oposición“, aseveró Rodríguez.

Por otro lado, un hombre identificado como Marvin, dijo que “antes de la revolución, eramos pobres pero felices, ahora somos pobres e infelices”.

Para leer el artículo completo pulse AQUÍ.

Comments

Comments are closed.