Estados Unidos condenó este martes los ataques a la caravana de Juan Guaidó, el acoso a los diputados de la Asamblea Nacional y miembros de la prensa por parte de los colectivos.

“Estamos monitoreando los informes de estos y otros actos de intimidación por parte de las pandillas armadas e ilegales de Nicolás Maduro conocidas como los colectivos”, indicó Mike Pompeo, secretario de Estado, en un comunicado.

Destacó que “es la responsabilidad de las fuerzas de seguridad proteger a la democráticamente elegida Asamblea Nacional”.

“Las fuerzas de seguridad deberían ser los guardianes de la paz y la civilidad, y rápidamente terminar con la violencia y la intimidación de estos grupos armados irregulares que amenazan la seguridad y soberanía del pueblo de Venezuela. Estos actos de intimidación no podrán retrasar lo inevitable: el restablecimiento pacífico de la democracia, la estabilidad y la prosperidad del pueblo de Venezuela”, aseguró.

Comments

Comments are closed.