El banco Prodem no figura en Bolivia como una filial del venezolano Bandes, sancionado por Estados Unidos, sino como una entidad boliviana, y carece de operaciones que puedan estar afectadas por esa sanción, advirtió este miércoles la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero de Bolivia.

Prodem “no tiene ningún activo en Estados Unidos y tampoco realiza acciones de comercio exterior con Estados Unidos“, aseveró la directora de la autoridad supervisora, Ivette Espinoza, durante una rueda de prensa en La Paz.

La directora recalcó que la legislación boliviana “no establece el concepto de filial”, por lo que “no es correcto” considerar como tal a Prodem.

“Tenemos bancos nacionales, sucursales que se constituyen en el país, pero no hay el concepto de filial”, reiteró, por lo que sentenció que Prodem “es un banco boliviano”.

Espinoza apuntó que “los activos que tiene el banco más del 90 % son nacionales” y “no tiene operaciones con el exterior“, sino que se centra en los microcréditos en Bolivia en más del 80 % de su actividad y con una solvencia “de buena calidad”.

Según datos de la autoridad supervisora, Prodem concentra el 99,5 % de sus actividades en Bolivia y el 84 % de su cartera está colocada en el sector microempresarial del país.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó al Banco Nacional de Desarrollo de Venezuela (Bandes), así como a lo que consideró como sus filiales en Uruguay y Bolivia, y a las entidades locales Banco de Venezuela y el Banco Bicentenario.

El pronunciamiento de la autoridad financiera, que está tutelada por el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas boliviano, se suma a otros en el país como el del Banco Central de Bolivia, que mantiene que la sanción a Bandes, “principal accionista del Banco Prodem, (…) no afecta las operaciones que realiza” este último.

El efecto de la sanción no tiene impacto“, según un informe del banco estatal, ya que Prodem “sólo tiene menos del 1 % del total de sus activos en cuentas del exterior” y “no realiza operaciones de comercio exterior”.

El propio banco Prodem en un comunicado garantizó a sus clientes que opera con normalidad, sin riesgo para sus depósitos, y que las calificaciones de riesgo a que se somete regularmente muestran su “solvencia, estabilidad y solidez” durante sus 25 años de presencia en Bolivia.

La sanción de Estados Unidos se enmarca en las acciones del presidente estadounidense, Donald Trump, hacia el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, y en apoyo del líder opositor Juan Guaidó, quien se proclamó presidente interino de Venezuela.

El Gobierno de Bolivia es uno de los que apoya a Maduro y su presidente, Evo Morales, denuncia repetidamente que la crisis en Venezuela obedece a una injerencia de Estados Unidos por su interés en el petróleo del país suramericano. EFE

Comments

Comments are closed.