La proclamación de Juan Guaidó como Presidente Encargado de Venezuela ha dado un giro radical no solo a la situación en el país, sino también en la comunidad internacional que desconoce a Nicolás Maduro como presidente legítimo. Para naciones con acciones más contundentes contra el chavismo, como Estados Unidos, el liderazgo de Guaidó representa una alternativa para ese cambio de Gobierno.

Recientemente el Departamento de Estado de EEUU había amenazado a las autoridades de Venezuela por la detención de dos figuras cercanas al presidente de la Asamblea Nacional (AN): Roberto Marrero, jefe de Gabinete de Guaidó; y Sergio Vergara, diputado.

De acuerdo con el analista Konstantín Blojín, Washington “está reforzando la guerra de información y llamando a un cambio de poder allí (en Venezuela). Y no solo allí, están hablando de también de Cuba y Nicaragua”.

Aunque Blojín descartó que EEUU adopte medidas más radicales como la invasión, apuntó que es probable que se incline por una confrontación entre los países vecinos, Brasil y Colombia. “Es decir, volverán a usar su método favorito: actuar con manos ajenas siempre que sea posible”, dijo el analista a Sputnik.

Por otra parte, agregó la posibilidad de que la Casa Blanca use otros métodos como operaciones especiales, a la vez que recordó cómo fuerzas inteligentes de EEUU intentaron en varias oportunidades asesinar al ex presidente cubano, Fidel Castro.

“Los recientes cortes de electricidad en Venezuela también pudieron haber sido una ‘prueba de resistencia’ para ver cómo reaccionaría la población ante unas circunstancias extraordinarias creadas artificialmente”, relacionó el analista. “En cualquier caso, es obvio que los estadounidenses están listos para forzar la situación”, concluyó.

Comments

Comments are closed.