Un hombre de origen nigeriano, identificado como Chamberline Anyanwu de 30 años de edad, recibió ocho puñaladas y fue degollado en la pensión donde vivía en la zona de San Agustín del Norte, Caracas.

De acuerdo a lo reseñado por la periodista de sucesos, Lysaura Fuentes, Anyanwu, tenía 18 años en Venezuela y era dueño de e dos puesto de ropa femenina, situados en El Cementerio.

Según versiones de familiares, la víctima compartió con unos compatriotas el pasado viernes y luego se regresó a su casa.

Se pudo conocer que el dueño de la pensión vio salir de su habitación a una mujer, por lo que le pareció extraño y decidió investigar, encontrando al nigeriano muerto. Del lugar se llevaron dólares y lentes de marca.

Comments

Comments are closed.