La Casa Blanca advirtió que no tolerará abusos contra norteamericanos dentro de suelo venezolano y exigió un trato digno   a una docena de ellos que permanecen detenidos por el Gobierno de  Nicolás Maduro

“USA  está gravemente preocupado por el bienestar y la seguridad de todos los norteamericanos detenidos en Venezuela y por informaciones sobre cómo funcionarios de prisiones están impidiendo que los abogados y familiares de estos les traigan comida”,declaró ayer el portavoz del departamento de Estado, Robert Palladino.

“Vamos a hacer que Maduro y sus carceleros rindan cuentas por su seguridad y su bienestar”, agregó Palladino.

Antes, John Bolton, había revelado que viven en Venezuela al menos 40.000 norteamericanos, publicó ABC.

 

Comments

Comments are closed.