Juan Guaidó, quien se juramentó presidente interino de Venezuela, encargó al despacho Cremades & Calvo-Sotelo para que emprenda acciones para congelar activos del chavismo en España.

El bufete ha recibido un mandato del procurador especial de Venezuela que les apodera mercantilmente, y la semana que viene va a plantear acciones en la Audiencia Nacional contra la red de blanqueo de dinero del chavismo, en las que va a acusar a colaboradores internos y externos de constituir una gran organización criminal de desvío de fondos que pertenecen a todos los venezolanos, reseñó Expansión.

Juan Carlos Gutiérrez, abogado de Leopoldo López y socio de Cremades & Calvo-Sotelo, es el apoderado de Guaidó en esta causa y liderará el proceso de recuperación de activos en la Unión Europea, para lo que está en contacto con los embajadores designados por el líder opositor.

Según el medio, exigen a las autoridades competentes en España y otros países que incauten bienes a empresas y personas físicas relacionados con la corrupción y el lavado de dinero, cuentas, inmuebles, acciones y obras de arte. Obedecen a la Ley de Recuperación de Activos que ha promulgado la Asamblea Nacional como parte de la “estrategia de cese de la usurpación”.

“Se trata de alegar daños al patrimonio público civil que permitan repatriar bienes a Venezuela”, explicó el abogado.

Además de las acciones legales, también se siguen otras dos vías: la preservación de activos de empresas venezolanas en el extranjero, en primer lugar, de Pdvesa, y de las sedes diplomáticas de la República. Esta última se ha activado especialmente en Estados Unidos, donde enviados de Guaidó han tomado el control de tres sedes diplomáticas: dos edificios militares en Washington y el Consulado en Nueva York. Se quieren evitar los destrozos en edificios y equipos y el saqueo de cuentas bancarias que se están produciendo.

Comments

Comments are closed.