La alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, señaló este miércoles que está “profundamente preocupada por la magnitud y la gravedad del impacto de la crisis actual en los Derechos Humanos, que también es un factor desestabilizador preocupante en la región”.

Asimismo, indicó desde el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra que está también “preocupada por los efectos que las recientes sanciones económicas sobre los DDHH en el país y por el uso excesivo de la fuerza contra las protestas, mi equipo ha documentado casos de detenciones arbitrarias y torturas“.

Sostuvo que “muchas de las denuncias contra la Faes no son procesadas por el Fiscal General. La mayoría de estas detenciones y asesinatos por parte de este cuerpo de seguridad son realizados en zonas pobres”.

“Si bien esta crisis económica y social generalizada y devastadora comenzó antes de la imposición de las primeras sanciones económicas en 2017, me preocupa que las recientes sanciones puedan contribuir a agravar la crisis económica“, reconoció.

Comentó que “las divisiones políticas acrecientan las violaciones de DDHH en el país. Llamo a todas las partes involucradas a tener en cuenta la situación de los DDHH de los venezolanos“.

“Me preocupa el aumento de las restricciones a la libertad de expresión y prensa en Venezuela. Autoridades han utilizado arbitrariamente la Ley Contra el Odio para procesar a periodistas, opositores y cualquiera que exprese opiniones disidentes“, recalcó.

Apuntó que existe la necesidad de “un acuerdo común sobre una solución política por parte de todas las partes interesadas, con acciones para mejorar una amplia gama de cuestiones urgentes de DDHH“.

Comments

Comments are closed.