La naviera alemana Bernhard Schulte Shipmanagement (BSM), evalúa dejar de administrar buques petroleros venezolanos para finales de este mes o en abril a consecuencias de las múltiples sanciones impuestas por Estados Unidos contra dicho país.

El martes pasado, PDV Marina se declaró en emergencia debido a la falta de personal para recibir de forma inmediata los buques que la naviera alemana propuso regresar a los puertos venezolanos, por facturas impagas de al menos 15 millones de dólares, según reseñó Reuters.

Asimismo, la empresa enfatizó a través de un comunicado, que los recientes acontecimientos políticos hicieron de la gestión de activos para el Gobierno venezolano “una tarea casi imposible”. Por tal motivo, se disponen a devolver los buques venezolanos al brazo marítimo de PDVSA, PDV Marina y sus subsidiarias.

La firma alemana, que opera una flota de aproximadamente 15 buques petroleros de PDVSA y que ha trabajado en el país suramericano por más de 20 años, aseveró que los petroleros que prevén devolver a PDV Marina han demostrado ser “una tarea difícil considerando la falta de recursos” en Venezuela.

“Sin embargo, nuestra intención es tratar de devolver todos los buques a PDV Marina y sus subsidiarias tan pronto como sea posible“, se agregó en el texto.

Comments

Comments are closed.