Los funcionarios del gobierno del presidente estadounidense Donald Trump están lidiando con la cuestión de si ofrecer nuevas protecciones contra la deportación a decenas de miles de venezolanos que se encuentran en Estados Unidos debido a la continua agitación que se vive en su país.

Las autoridades esperan que la situación en Venezuela mejore lo suficiente para evitar tener que decidir si otorgar un Estatus de Protección Temporal (TPS por sus siglas en inglés) u otro tipo de protecciones a más de 70.000 venezolanos que están en Estados Unidos.

Algunos funcionarios de la Casa Blanca y del Departamento de Seguridad Nacional se oponen a una medida de ese tipo debido a que entraría en conflicto con las duras políticas de inmigración del gobierno. Se prevé que dichas políticas sean un tema clave en la campaña de reelección de Trump.

Siete personas familiarizadas con las discusiones privadas las comentaron con The Associated Press bajo condición de anonimato.

AP.

Comments

Comments are closed.