La presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, la dirigente demócrata más poderosa del país, dijo en comentarios publicados el lunes que está en contra de un juicio político para destituir a Donald Trump, argumentando que el presidente republicano “simplemente no vale la pena” para ello.

“No estoy a favor de la destitución”, dijo Pelosi en una amplia entrevista concedida al diario The Washington Post, lo cual constituye la señal más fuerte hasta ahora de que el liderazgo demócrata está profundamente indeciso acerca de dar ese paso tan explosivo como es el juicio político para destituir a un presidente en funciones.

“La impugnación es tan divisoria para el país que, a menos que haya algo muy convincente, abrumador y bipartidista, no creo que debamos seguir ese camino, porque divide al país”, señaló

“Y él simplemente no vale la pena”, remarcó.

Trump y sus aliados se enfrentan a múltiples investigaciones, incluida una dirigida por el fiscal especial Robert Mueller que procura saber si hubo injerencia rusa en las elecciones estadounidenses de 2016 y la posible colusión entre el equipo de Trump y Moscú.

Y en un explosivo testimonio en el Congreso a fines del mes pasado, el exabogado de Trump, Michael Cohen, calificó al presidente como un estafador y trató de implicarlo en varios delitos.

Pero incluso mientras rechaza las llamadas para destituir a Trump, Pelosi, quien en enero comenzó su segunda etapa como portavoz después de que los demócratas recuperaron la Cámara en las elecciones de mitad de período, enfatizó que ella no cree que el mandatario esté en condiciones de liderar la nación.

“No creo que esté” en condiciones de ser presidente”, afirmó en la entrevista. “Quiero decir, es éticamente impropio. Intelectualmente inadecuado”, remató.

AFP.

Comments

Comments are closed.