Una unidad marítima de PDVSA, declaró una “emergencia” luego de que la naviera alemana, Bernhard Schulte Shipmanagement (BSM), planeara devolver al menos 10 tanqueros debido a la falta de pago.

En este sentido, la tripulación de los tanqueros Río Arauca y Parnaso, los cuales se encuentran retenidos en Portugal por tarifas que no fueron pagadas por parte de PDVSA, abandonarán sus puesto laborales, según confirmó BSM, operador de una parte de la flota de petróleos, reseñó Reuters.

Cabe destacar que el Icaro, un tercer buque operado por la misma compañía, fue incautado en Curazao por un grupo de empresas navieras que reclamaban facturas impagas.

Comments

Comments are closed.