La gobernadora del estado Táchira, Laidy Gómez, denunció la terrible situación que vive la entidad tras el cierre de los pasos fronterizos a Colombia.

En ese sentido, indicó a través de su cuenta en la red social Twitter que más de 5.000 niños no pueden pasar para ir a estudiar y hay “enfermos renales en riesgo“.

Destacó que el Táchira tiene “12 días sin combustible para el transporte público, las trochas están tarifadas, no hay comida, el pueblo fronterizo ya vivió esta desgracia en 2015 y hoy la crisis es mayor”.

Ante eso, Gómez exigió a Nicolás Maduro abrir la frontera “por clamor del pueblo“.

 

Comments

Comments are closed.