Henrique Capriles Radonski, dirigente del partido Primero Justicia​ y ex gobernador del Estado Miranda, aseguró que ningún país del mundo le presta “gran importancia” a las interacciones diplomáticas con el líder oficialista, Nicolás Maduro, a diferencia de como ya lo han hecho buena partes de los países de América Latina, con el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó.

“Mientras nuestro Presidente encargado Juan Guaidó hace una gira por la región, concretando encuentros con los mandatarios de las democracias de nuestros países vecinos, aunque esto implicara alterar sus agendas políticas; en Rusia le hacen saber a la representante del régimen usurpador que Vladimir Putin, uno de sus principales aliados, no tiene tiempo para atenderla”, alegó.

En este sentido, acusó al Ejecutivo Nacional de pretender imponer una “propaganda falsa” de apoyo en su nombre, cuando en realidad “pretenden justificar su crueldad y sus asesinatos con una supuesta intervención militar que hasta ahora sólo existe en su apetito de violencia”.

Además, aseveró que las “erróneas” políticas de Maduro, lo han dejado “cercado” y sin el apoyo de países que hasta hace no mucho seguían creyendo en su gestión de Gobierno.

¿Quieren saber por qué desde Miraflores insisten en hablar de Estados Unidos como una amenaza militar latente? ¡Pues porque se quedaron sin capacidad de maniobra para defenderse en los tableros de la opinión pública internacional! Tanto, que gobiernos como los de Ecuador y Uruguay han cambiado por completo su política exterior en torno a Venezuela” afirmó.

En relación a la postura de China y Rusia con la crisis que vive el país petrolero, Capriles aseveró que más allá de las palabras, ninguno prevé sacrificar sus negocios internacionales por Maduro y su cúpula.

“Han empezado a perder el apoyo de algunos cómplices (incluyendo rusos y chinos) que no van a sacrificar cuantiosos negocios bilaterales con Estados Unidos y Europa por acompañar a una manada de ladrones y guardarles su plata. Nadie quiere una foto con Maduro”, sentenció.

“Empresas. Bancos. Gobiernos. Fuerzas políticas. Testaferros. Prestamistas. Todos le están dando la espalda e incluso ya varios de los más altos funcionarios de la usurpación han decidido instalarse en dictaduras amigas, con una clara intención de alejarse de esta inminente caída”, agregó.

Si desea leer el artículo completo clic aquí.

Comments

Comments are closed.