Estados Unidos revocó las visas de 49 personas allegadas al presidente venezolano Nicolás Maduro, informó el viernes el Departamento de Estado, una medida que se enmarca en los esfuerzos de Washington por forzar la partida del mandatario.

“Estados Unidos ha impuesto restricciones de visa a personas responsables de socavar la democracia de Venezuela. Estamos aplicando esta política a numerosos funcionarios alineados con Maduro y sus familias. El 28 de febrero revocamos las visas de 49 personas”, dijo un vocero.

“Estados Unidos continuará tomando medidas apropiadas contra Maduro y los actores corruptos y violadores y abusadores de los derechos humanos que lo apoyan”, agregó el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Robert Palladino, en un comunicado.

El representante especial estadounidense para la crisis en Venezuela, Elliott Abrams, había anunciado más temprano que la nueva restricción de visados afectaba a “decenas más”. “Los partidarios de Maduro que abusan o violan los derechos humanos, roban a los venezolanos o socavan la democracia de Venezuela no son bienvenidos en Estados Unidos”, dijo Abrams en rueda de prensa.

“Tampoco lo son sus familiares que disfrutan de un estilo de vida privilegiado a costa de la libertad y la prosperidad de millones de venezolanos”, agregó.

Cuando la prensa le pidió más detalles, el diplomático contestó: “No puedo revelar mucho más sobre los visados, me han dicho los abogados que debido a las normas simplemente no puedo hacer eso, se trata de información confidencial de visados. Estaré encantado de hacerlo (público) si me permiten”.

En su discurso, Abrams aseguró que EE.UU. seguirá adoptando “las acciones apropiadas” contra Maduro y mencionó las sanciones impuestas hoy contra seis miembros de las fuerzas seguridad venezolanas, a los que Washington acusa de “obstruir” la entrada de la ayuda humanitaria que la oposición quería introducir el sábado pasado en Venezuela.

Además, Abrams detalló que su Gobierno está en conversaciones con los líderes de las naciones que no han reconocido como presidente “legítimo” de Venezuela a Juan Guaidó, el líder de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) que el 23 de enero se proclamó jefe de Estado invocando la Constitución venezolana.

Para viajar a EE.UU., los venezolanos tienen que solicitar un visado precisando el motivo de su visita, es decir, de si viajan por negocios, turismo o para recibir un tratamiento médico.

La restricción de visados es una forma de sanción que el Ejecutivo estadounidense suele aplicar a los funcionarios de aquellos Gobiernos con los que tiene algún conflicto para presionarlos directamente al negarles a ellos y sus familiares la posibilidad de viajar a Estados Unidos.

El gobierno de Donald Trump, que aplica sanciones económicas a funcionarios y exfuncionarios de la administración de Maduro desde 2015, ya ha revocado visas de allegados al mandatario, recientemente a miembros de la Asamblea Constituyente instalada en 2017 en desconocimiento del Parlamento elegido democráticamente en 2015.

Con información de EFE y AFP

Comments

Comments are closed.