La presidenta del Colegio de Enfermeras de Caracas, Ana Rosario Contreras, para una entrevista en Unión Radio, se pronunció sobre los hechos violentos suscitados durante el fin de semana en la frontera venezolana y sobre el impedimento de la entrada de la ayuda humanitaria.

Lo que pasó el sábado es inaceptable, cuando un Gobierno niega el ingreso de un ayuda humanitaria no solo incurre en delitos de lesa humanidad, sino vemos la deshumanización de quienes ostentan símbolos de poder”, agregó.

“Aquí no solamente se trata de un problema político, era un problema de más de 300 mil personas que requerían que esa ayuda humanitaria entrara al país, porque para ellos hay un tic tac de la vida”, dijo Contreras, al tiempo que destacó que el Gobierno Nacional debe entender que en el país “existe una emergencia sanitaria”.

El presidente dijo que llegaría una ayuda humanitaria proveniente de Rusia, no llegó a los hospitales, pareciera que tenemos impedido ejercer nuestros roles como profesionales de la salud”, añadió.

También aclaró que hay una gran escasez de medicamentos e insumos en los diferentes centros hospitalarios. “Nosotros seríamos felices, no lo veríamos como una limosna y menos como un show, que nos lleguen gandolas de cloro, adhesivos, guantes e inyectadoras”, insistió a la par que continúan con la solicitud al Gobierno Nacional de atender las necesidades del gremio.

Comments

Comments are closed.