El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, ha afirmado este jueves que el Gobierno trabaja “políticamente” para lograr que el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, como presidente interino, convoque elecciones en el país.

En una entrevista en Telemadrid, recogida por Europa Press, ha explicado los pasos que ha dado el Gobierno, impulsando en la UE un grupo de contacto centrado en “intentar que se produzcan las elecciones” y una posición común europea –con la salvedad de cuatro países– reconociendo a Guaidó como presidente encargado para que organice la cita electoral.

En todo caso, ha defendido que el Ministerio de Exteriores tiene que mantenerla capacidad de diálogo incluso con aquellos con los que no está de acuerdo. “Claro que tenemos que hablar con el régimen de Maduro”, ha dicho, igual que se habla con otros que “no pasan las pruebas de calidad democrática” que España sí ha superado.

Borrell ha enmarcado en la actual tendencia del debate político a al “griterío” las críticas que le dirigieron los eurodiputados del PP que fueron expulsados de Venezuela esta misma semana, y que tildaron al ministro de “chavista”: “El Parlamento se ha convertido en un festival de insultos y lo más ligero que te dicen es traidor”, ha lamentado.

De hecho ha recordado que la Embajada española en Caracas estuvo a su disposición para intentar ayudar a que entrasen en el país, y los apoyaron y posteriormente condenaron que no se les permitiese. “¿Qué más podíamos hacer? Ya sabían que no les iban a dejar entrar, a pesar de todo fueron, fueron rechazados y el embajador estuvo a su disposición”, ha recordado. DPA

Comments

Comments are closed.