El partido Voluntad Popular llevó a cabo una rueda de prensa para recordar que se cumplen cinco años desde el encarcelamiento de Leopoldo López, dirigente del partido.

La oportunidad también sirvió para que el presidente autojuramentado, Juan Guaidó, hablará sobre el ingreso de ayuda humanitaria al territorio venezolano que se espera que sea el 23 de febrero.

Dijo a aquellos que le cuestionan la posibilidad de una guerra civil en Venezuela que “en un escenario de fuerza, Maduro también saldrá derrotado”.

“Hoy Venezuela vive una dictadura ya denunciada por todos los países”, aseveró.

Para el dirigentes, se ha buscado “banalizar la ayuda humanitaria para tratar de desconocer su fracaso como modelo y como régimen”. “Ya Venezuela decidió, ya se ha pronunciado a favor del cambio”, aseveró.

Detalló que serán muchos los puntos de ingreso de ayuda humanitaria que se espera que lleguen a territorio venezolano el 23 de febrero y que él estará en uno de ellos: “Los centros de acopio serán 5 y estamos definiendo en cuál de ellos voy a estar”. “Tendremos acciones previas al 23 de febrero. Ya pasamos los 700.000 voluntarios”, detalló.

Asimismo, mencionó que el Gobierno ahora “inventó” un concierto en la frontera en la misma fecha y lugar del anunciado por la oposición.

Por otro lado negó que hubiese un bloque que no permitiera el ingreso de medicamentos al territorio: “No había bloqueo, le deben dólares a farmacéuticas y no le pagan por mala pagas”

Carreño y los eurodiputados

Hizo mención también a las palabras del diputado chavista Pedro Carreño quien aseguró que los militares venezolanos están preparados y cuentan con un sofisticado sistema portátil de defensa antiaérea de fabricación rusa. “¿Los francotiradores son para atacar a los venezolanos?”, cuestionó Guaidó.

El político también reconoció la “valentía” de los eurodiputados que intentaron visitar Venezuela y que fueron expulsados por el Gobierno la noche del domingo.

Leopoldo como “ejemplo de resistencia”

Para Guaidó, el caso de López evidencia la “resistencia” frente a una “dictadura” que “no respeta la norma mínima de convivencia política, no digamos democrática”. “A través de la persecución, de la cárcel, del asesinato político tampoco ha podido detener a un pueblo de Venezuela que quiere cambio”, ha añadido.

Ahora, ha señalado Guaidó, “la transición es un hecho”, por lo que considera que corresponde a Maduro decidir “el coste del proceso”. “Haremos el sacrificio necesario para lograr la libertad de Venezuela”, ha apostillado el autoproclamado ‘presidente encargado’.

El jefe de la Asamblea Nacional ha lamentado también que Maduro quiera “obstaculizar la entrada de un elemento para salvar vidas”, intentando “vanalizar la ayuda humanitaria para tratar de desconocer su fracaso como modelo”. Guaidó ha mantenido la fecha marcada para este envío: “Este 23 de febrero la ayuda humanitaria entra sí o sí en Venezuela”.

En este sentido, ha emplazado a las Fuerzas Armadas a “ponerse del lado de la Constitución”, para lo cual ha recordado la amnistía que ha propuesto para perdonar a los oficiales que deserten de las filas chavistas, cuestionada en reiteradas ocasiones por Maduro.

Comments

Comments are closed.