(Foto: AFP) – El Diario Montañés recoge en un extenso reportaje varios testimonios de venezolanos que huyeron de su Venezuela natal para buscar una nueva oportunidad en España. Personas recién licenciadas, jubiladas, con hijos a los que alimentar, de zonas rurales o del centro de la ciudad.

El éxodo venezolano está formado por personas de distintas edades y orígenes, pero todas coinciden en algo: «Nos fuimos para vivir más tranquilos, en paz», cuenta Mariale Guerrero al periódico español. Otro de los testimonios recogidos, William Colmenares, explica que “el pueblo venezolano está pasando hambre, muriendo por falta de medicamentos y huyendo despavorido”.

Pero una vez en España, según explica El Diario Montañés, los problemas siguen. Los jubilados no cobran su pensión y los licenciados a duras penas pueden convalidar sus estudios universitarios y difícilmente consiguen permisos de trabajo, por lo que deben recurrir a trabajos no cualificados en un país azotado por una fuerte crisis económica que ha desestabilizado el mercado laboral.

Mariana Sinobas, de padres españoles exiliados en Venezuela durante la posguerra, ve ahora como su hija debe “deshacer el camino” y volver a España huyendo de nuevo de la miseria: “Nos prepararon nuestros padres, nos lograron y, por fin cuando estás en esa edad de ‘ahora me toca a mí’, te obligan a irte. Vete y déjalo todo atrás, no eres nada en el país al que vas, a menos que homologues o te reinventes”, explica Sinobas.

Ante esta situación, los recientes acontecimientos políticos en Venezuela dibujan un futuro incierto para estos cerca de 3 millones de venezolanos que han tenido que huir de su país natal y que no saben si algún día podrán volver.

Para leer el reportaje completo pulse aquí.

 

 

Comments

Comments are closed.