El senador estadounidense Marco Rubio llegó este domingo a la ciudad colombiana de Cúcuta para supervisar la ayuda humanitaria que se almacena en la frontera con Venezuela y que se espera sea enviada a partir del próximo sábado a ese país.

“El mundo entero está con ustedes hermanos venezolanos, solo les pido que no pierdan la fuerza ni la determinación”, fue parte del mensaje de Rubio a los medios de comunicación y los venezolanos que se encontraban en el puente internacional Simón Bolívar.

Asimismo, acotó que Dios y el mundo está con los venezolanos, “el único que está aislado es Maduro (…) así que no pierdan el ánimo ni la esperanza, la libertad y la democracia requieren sacrificios”.

“Estamos en un momento irreversible. Ninguno de los países que nos hemos pronunciados vamos a dar un paso atrás“, aseguró al tiempo que comentó que en EEUU los demócratas y los republicanos se han unido “en una sola voz para decir que estamos con el pueblo de Venezuela”.

Destacó que los venezolanos pasan hambre, mientras sus mandatarios “están con sobrepeso, parecen un refrigerador”, por lo que también afirmó que el momento de tomar una decisión ha llegado para los militares y policías venezolanos. “¿Van a impedir que llegue comida y medicinas a sus familiares y vecinos?”.

“El sábado que viene empezará a entrar a Venezuela, a través del gobierno legítimo de Juan Guaidó, la ayuda que necesita el pueblo venezolano (…) negar la entrada es un crimen internacional”, dijo.

Rubio también agregó que la única intervención extranjera que existe en Venezuela es la cubana, “que se ha tomado todos los organismos. ¿Cómo es posible que un líder militar venezolano permita que a sus soldados lo torture un cubano? El régimen de Maduro no es un gobierno, es una mafia, es una organización criminal”.

Más temprano, escribió a través de su cuenta en Twitter: “Llegué a Colombia esta mañana. Hoy llegará una gran cantidad de ayuda humanitaria para Venezuela. Me reuniré con los funcionarios quienes lideran el esfuerzo de almacenar la ayuda en la frontera y prepararlo para entregarlo al pueblo sufriente de Venezuela”.

Rubio viajó con el embajador de EE.UU. ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, y el congresista republicano Mario Díaz-Balart, con quienes supervisará la ayuda humanitaria enviada por el país a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid).

Comments

Comments are closed.