Familiares de pacientes recluidos en el hospital José María Vargas de La Guaira, denunciaron una serie de irregularidades, entre ellas, el descontrol y la corrupción que se han apoderado del Banco de Sangre con el que cuenta el centro.

Quienes van a donar sangre, aseguran que de no tener “palanca” deben hacer colas de hasta 12 horas para poder ser admitidos, pues al parecer, no son ingresados a tiempo “porque las trabajadoras del Banco de Sangre aparecen con una lista fantasma y pasan a otras personas”.

Algunos usuarios que prefirieron no identificarse, aseguraron a El Universal, que en algunos casos solicitan a los familiares pagos en dólares por las bolsas de sangre.

“Que te pidan un solo dólar por resolver una situación de salud en un hospital público es un crimen”, aseguró un afectado.

Otros usuarios, en cambio, indicaron que cumplieron con la exigencia de llevar entre 5, 10 y 20 donantes; sin embargo, al momento de la operación se consiguen con que no se encuentran los recursos.

Comments

Comments are closed.