San Antonio del Táchira, en Venezuela, es “la última ciudad” por la que pasan muchos venezolanos antes de salir del país para buscar un mejor destino.

Según reseñó el diario El País, José Leonardo Maldonado es un venezolano que alquila una habitación en su casa para aquellas personas que no tienen muchos recursos y esperan pasar la frontera colombo-venezolana.

“Cuando entran y salen rápido del hotel, con los mismos equipajes, yo intuyo que no tienen casi dinero para pagar y ofrezco en alquiler una de mis habitaciones por menos precio”, destacó.

Los espacios públicos, incluyendo comercios y viviendas, se convierten en centros de albergue para los que desean salir de Venezuela a causa de la grave crisis por la que pasa el país.

Maldonado tiene de 76 años, es un ingeniero y profesor jubilado de varias universidades de la región andina del país. Él junto a su esposa decidieron alquilar varias habitaciones en enero de 2018 para ganar un poco más de dinero y paliar la hiperinflación. 

“Nos ha ido mejor. Ya comenzamos a comer igual, hemos engordado un poquito gracias a este servicio que ofrecemos“, sumó.

Por su parte, una mujer que prefirió resguardar su identidad manifestó que su “restaurante era uno de los mejores, en las noches se llenaba de gente que se divertía. Pero ya no viene nadie, apenas hago cinco almuerzos cuando antes hacía 300″.

“No quiero cerrarlo porque tengo esperanzas de que sea lo mismo de antes, así que ahora debo rentarlo en las noches para hospedar a personas que están de paso“, agregó.

Comments

Comments are closed.