El presidente del Instituto Venezolano de la Leche y la Carne (Invelecar), Carlos Odoardo Albornoz, señaló este sábado que lo que hace “hoy el mundo y especialmente los venezolanos por socorrer a quienes están en situación de ayuda humanitaria tiene un significado histórico sin igual“.

En ese sentido, indicó a través de su cuenta en la red social Twitter que “Venezuela sufrió la tercera contracción más importante en su PIB del mundo pero en la mitad del tiempo que las otras dos”.

“La debacle alimenticia en Venezuela tiene a más de un 55% de la población con un altísimo riesgo nutricional. La provisión de alimentos no supera desde hoy los 40-60 días en el país. Debemos empujar una solución urgente”.

Destacó que “estamos en una lucha contra reloj. La única manera de evitar un colapso alimentario es que llegue la comida desde afuera”.

Albornoz precisó que es necesario “una logística inexistente y un alto costo económico. Alimentar a 20 millones de personas por 6 meses costaría 8.000 millones de dólares“.

 

Comments

Comments are closed.