La crisis en Venezuela no deja de dejarnos historias desgarradoras como la que podemos ver en este reportaje de AFP TV: niños desnutridos, las víctimas más vulnerables de una crisis que parece no tener fin.

Es el caso de la pequeña Rosmilay, por ejemplo, quien, a sus dos meses de vida, apenas alcanza los 2,5 kilos, menos de la mitad de los 5 que debería pesar. Su piel adherida al hueso dificulta el tratamiento intravenoso en el hospital pediátrico Los Samanes, en Maracay, a unos 100 km de Caracas.

Un estudio de la organización Cáritas, de noviembre de 2018, estableció que un 57% de 4.103 menores de 5 años evaluados tenía algún tipo de desnutrición y el 7,3%, desnutrición severa.

Los niños desnutridos son el rostro más desgarrador de la crisis venezolana, en medio de la severa escasez de alimentos y una desbordada inflación.

 

Comments

Comments are closed.