El líder opositor Juan Guaidó, que el pasado 23 de enero se proclamó presidente de Venezuela, pedirá el apoyo de la OEA para la reestructuración del poder electoral y la organización de nuevos comicios en ese país, dijo este lunes Gustavo Tarre, su representante especial ante ese organismo.

“Esta es una visita previa a la solicitud formal que va a formular a la Organización de Estados Americanos el presidente Juan Guaidó para pedir la colaboración de la OEA en la realización del próximo proceso electoral venezolano”, explicó Tarre a los periodistas, al confirmar que formalizarán la petición esta semana.

El delegado se entrevistó este lunes con el secretario para el fortalecimiento de la democracia de la OEA, Francisco Guerrero, a quien también le expresó el interés de Guaidó de solicitar una misión de observación que garantice que los resultados de una futura elección “tengan la credibilidad de cual han adolecido todos los procesos venezolanos de los años recientes”.

Queremos en primer lugar reconstruir un poder electoral y un mecanismo electoral que sea confiable, que no exista la menor duda de que la voluntad de los electores sea la que se vea reflejada en los resultados”, agregó.

Tarre explicó que se iniciará un proceso para elegir a los integrantes de una autoridad electoral independiente, avanzar hacia un nuevo registro de electores y un mecanismo de votación.

Como primer paso, detalló que se deberán elegir las nuevas autoridades, proceso que arrancó con el nombramiento de los comités de postulación para que la sociedad civil presente a sus candidatos a rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE), los cuales deberán ser designados por la Asamblea Nacional (AN, Parlamento).

“No hay elección democrática que pueda ser manejada con rectores electorales sesgados”, advirtió Tarre, quien anticipó que para empezar este proceso “no hay que esperar a que se vaya” el presidente Nicolás Maduro.

Tarre defendió que Venezuela necesita “un nuevo tipo de proceso electoral”, y en ese contexto destacó que la OEA tiene una “amplísima experiencia” tanto “en ayudar a hacer elecciones como en observar y garantizar la pureza de los votos”.

El representante especial aseguró que una vez la OEA reciba la solicitud formal de Guaidó empezará “a hacer los estudios, a manejar las opciones”, pero admitió que unas elecciones no se podrían llevar a cabo “en menos de un mes”.

Sabemos que un mes no alcanza, pero va a ser el menor tiempo posible y además con una explicación absolutamente diáfana a todo el mundo, a los medios y a los venezolanos de qué es lo que se está haciendo y por qué se demora un día, dos días, tres días”, sostuvo.

Ayuda humanitaria

Una parte de la ayuda humanitaria entrará a Venezuela “a finales de esta semana o inicios de la otra”, pronosticó este lunes Gustavo Tarre, el representante especial ante la Organización de Estados Americanos (OEA) del líder opositor Juan Guaidó, que en enero se proclamó presidente venezolano.

Tarre explicó a medios de comunicación en Washington, donde este lunes se reunió con el secretario para el Fortalecimiento de la Democracia de la OEA, Francisco Guerrero, que está en marcha “un proceso logístico complejo” respecto a la asistencia.

“Porque hay que colocar la ayuda, y además garantizar que una vez que pase la frontera tengamos organizaciones de la sociedad civil que repartan los bienes”, aseguró el delegado, quien apuntó que se prevé que los camiones entren por los pasos fronterizos con Colombia y Brasil.

Aunque admitió que cualquier movilización de la asistencia depende de si los militares lo permiten, confió en que no haya obstáculos.

“Yo no veo un soldado venezolano detener con un fusil a quien le trae comida a su papá, a su mamá, a sus hijos, a sus hermanos”, sentenció.

Tarre destacó que los habitantes del estado venezolano de Táchira, que conecta con la ciudad colombiana de Cúcuta, movieron los contenedores instalados para impedir el ingreso de la ayuda humanitaria.

Los volverán a poner y los volverán a empujar”, advirtió.

Según el delegado ante la OEA, “hay rumores” de que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro cambiará a los militares destinados en la frontera, y no descartó que esto se deba a que “no confían en los que estaban allí antes”.

Comments

Comments are closed.