Monseñor José de Jesús Pimiento, cardenal de la iglesia católica colombiana, es actualmente el cardenal de mayor en el mundo, que ha sobrevivido a siete papas.

En una entrevista para El Tiempo de Colombia, se le preguntó sobre sus casi 100 años de edad, a lo que respondió que “la vida es un don de Dios, y a cualquier edad hay que mirarla como un regalo del Señor”.

Dice que su salud “no ha sido feliz, desde mi nacimiento fui raquítico. Una hermana de unos sacerdotes muy importantes en mi diócesis, y a donde me llevaron mis hermanos, dijo: ese muchachito no se cría. Era el último de la familia”.

Por otro lado indicó que la entrada a la vida del sacerdocio no fue “improvisado, mi mamá me llevaba todos los días a misa a las 5 de la mañana, yo me lo pasaba dormido allá. Pero eso me aficionó a la eucaristía, sin saberlo. A los ocho años tal vez, fui acólito y eso me acercó más al Santísimo”.

También habló sobre la situación de Venezuela y la postura del papa Francisco. “Cuando el papa Francisco respondió al diálogo lo interpretaron mal y él quedó, como quien dice, con la amargura de que su consejo no fue afortunado, fue un fracaso prácticamente. Ahora ya se dio cuenta de que no se puede hablar de diálogo allá porque no hay con quien dialogar. Ya no recomienda eso. Seguramente estará por este muchacho Juan Guaidó, que es una revelación rarísima, un personaje de la nada que aparece con una inteligencia rara y no se atreven a matarlo”, destacó.

“Ahí está Dios cumpliendo la tarea de salvar a Venezuela, porque necesitaba probarla mucho, porque el paternalismo tenía a ese pueblo estupidizado. Era un pueblo perezoso, inútil, y entonces el castigo o la prueba ha sido muy dura, muy horrible. Este monstruo de hombre, en la historia no ha habido gente así, ni Herodes, ni ninguno. Este es un fenómeno, y el peor ahí es el Cabello porque si a éste lo peluquearan, yo creo que las cosas cambiarían”, indicó.

Para leer el artículo completo pulse AQUÍ.

Comments

Comments are closed.