El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dejó este lunes la unidad de cuidados semiintensivos y fue trasladado a una habitación del Hospital Albert Einstein de Sao Paulo, donde se recupera de una cirugía abdominal, informó la institución.

El mandatario, de 63 años, “evolucionó con mejora clínica progresiva y recibió alta de la unidad de cuidados semiintensivos“, reseña el boletín médico. Bolsonaro “no presenta dolor ni fiebre y su cuadro pulmonar sigue mejorando“, añade.

Bolsonaro fue sometido el 28 de enero a una reconstrucción del tránsito intestinal para retirarle la bolsa de colostomía que cargaba a raíz de la puñalada que recibió en el abdomen el 6 de setiembre durante un mitin de su campaña electoral.

“Fue suspendida la nutrición parenteral, introducida dieta ligera y mantenido el suplemento nutricional“, agregó el parte médico de este lunes que estipula, además, que las visitas continúan restringidas.

En principio, el presidente, que se ha mantenido activo en las redes sociales a pesar de su convalecencia, debía permanecer hospitalizado por diez días; pero presentó fiebre y un cuadro de neumonía que exigió antibióticos y la extensión de su hospitalización.

Más temprano, el ministro jefe de la Casa Civil (jefe de gabinete), Onyx Lorenzoni, dijo que el mandatario ultraderechista podría volver a Brasilia esta semana.

“Hoy por la mañana. Otro inicio de semana. ¡Vamos a la lucha! ¡Buen día para todos!”, tuiteó Bolsonaro este lunes, acompañando una foto suya afeitándose, y vistiendo una bata de hospital. Todos los días, el presidente publica videos, fotos y mensajes tanto de su recuperación como de asuntos relacionados con el gobierno.

Tras el ataque de septiembre en el estado de Minas Gerais (sudeste) por parte de un exmilitante de izquierda, Bolsonaro fue sometido a una colostomía y al día siguiente fue trasladado al prestigioso hospital paulista, donde permaneció 23 días y tuvo que ser operado una segunda vez.

AFP.

Comments

Comments are closed.