Los cambios políticos que surgen, no alejan las preocupaciones sobre la estabilidad económica en Venezuela.

En medio de un panorama desolador se encuentran 94 empresas españoles, según los datos de la Cámara Venezolano Española de Industria y Comercio, y son de sectores tan diversos como energía, seguros, aeronáutica y la banca: Repsol, Mapfre, Telefónica, BBVA, Editorial Santillana, Editorial Planeta, Meliá Hotels, Air Europa, Iberia, Acciona o Abanca (propiedad del grupo venezolano Banesco), son solo algunas.

El catedrático de Banca de Esade y gran conocedor del país Roberto Tornabel, recuerda las dificultades para repatriar dividendos de las filiales española, además de la dificultad de acceder a “recambios, ni materias primas”, junto problemas con la electricidad. “Es la peor situación inimaginable”, dice según la reseña de ABC.

Alfredo Arahuetes, profesor de Economía de Comillas ICADE, defiende la decisión de las empresas de quedarse en el país por “compromiso” a pesar no no percibir beneficios.

Una de las compañías con más presencia es Repsol, cuyo presidente declaraba hace una semana: “Sea un Gobierno u otro, lo que queremos es siempre lo mejor para los venezolanos», apuntaba este alto ejecutivo. En concreto, la española produce- según datos de su propia web- 8,8 millones de barriles al año en ocho bloques diferentes (Carabobo, Mene Grande, Quiriquire, etc…). Para Tornabel, Repsol es «esencial para Venezuela porque en la huelga de 2001 en Petróleos de Venezuela echaron a todos los ingenieros petroleros que ahora están en Estados Unidos, México o Colombia”.

También destaca Telefónica (Movistar). “El peso de Telefónica Venezuela sobre los ingresos de la multinacional española hasta septiembre de 2018 representaban el 0,04% del total. Por poner un ejemplo, la cifra de negocios neto de Telefónica Venezuela entre enero y septiembre de 2017 era de 88 millones y se desplomaba hasta los 16 millones de euros en el mismo periodo del año pasado, una caída del 82%. Mientras que los ingresos por servicios en el mismo periodo registraban idéntico camino: en 2017 eran de 86 millones de euros por apenas 16 millones de 2018”, detalla el medio.

Mapfre ha descartado, en voz de su presidente, Antonio Huertas, abandonar suelo venezolano: “Estamos y estaremos en el país”. Sin embargo, fuentes de la compañía declararon al periódico que la crisis ha reducida a su “mínima expresión” los negocios de la aseguradora.

Otras fuentes de BBVA aseguraron a ABC que su situación en Venezuela “no ha cambiado nada”.

Comments

Comments are closed.