Para el periodista Andrés Oppenheimer, hay al menos tres posibles escenarios en Venezuela luego de que el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, fuese reconocido por EEUU y numerosos países del Occidente como presidente encargado de Venezuela, .

El parlamentario ya ha sentenciado que “no aceptará otro diálogo falso” con el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, sino que por lo contrario, ha subrayado de forma tajante que Maduro tiene que dejar el poder antes de que un Gobierno de transición convoque a elecciones libre.

Toda esta situación desenlaza en tres posibles escenarios, el primero en el cual el Gobierno se ve obligado a acceder a una elecciones libres con observadores internacionales, dice Oppenheimer en su columna en El Nuevo Herald.

Esta primera opción vendría motivada según el medio ante la presión de un embargo comercial que paralizaría las exportaciones de petróleo de Venezuela, el cual es la mayor fuente de ingresos en el país, así como también las crecientes protestas en el cual los venezolanos exigen que entre la ayuda humanitaria, tras lo cual Maduro sería forzado por los militares a aceptar una selecciones libres.

En un segundo escenario Maduro logra mantenerse en el poder con la ayuda de Rusia y China. Al igual que sucedió en Cuba, la crisis humanitaria en Venezuela aumenta, y centenares de venezolanos huyen del país, dejando al jefe de Estado con menos personas que alimentar, y con una población de empleados públicos que serían controlados con subsidios alimentarios del Gobierno.

El problema es que tanto Brasil como Colombia, no permitirían una hambruna causada por maduro que provoque una invasión de millones de venezolanos a sus territorios, por lo que China y Rusia no darían más dinero a Nicolás.

El Tercer Escenario: Al igual que sucedió en Panamá a fines de la década de 1980, una corte de EEUU acusa tanto a Maduro como a sus generales por los cargos de narcotráfico, por lo que llevaría a una invasión militar del país norteamericano. Sin embargo, Estados Unidos también podría intervenir a Venezuela alegando que Cuba y Rusia han invadido el país suramericano.

En resumen, las múltiples sanciones diplomáticas y económicas es una de las mejores oportunidades para obligar a Maduro a abandonar el poder, por lo que si las presiones siguen aumentado, el mandatario venezolano podría “estar de salida”.

Comments

Comments are closed.