Dos hombres de 28 y 31 años de edad, acusados de secuestrar, violar y asesinar a un niño de 12 años, fueron asesinados en público en una plaza de Adén, en Yemen.

La ejecución autorizada por la justicia local se produjo luego de que en mayo del 2018 el menor Mohamed Saad fuese interceptado por la pareja de pedófilos, quienes lo arrastrado a una casa, donde fue violado y asesinado con un cuchillo, para silenciar sus gritos en los que pedía auxilio.

A su vez, también fue condenada una mujer que ayudó a descuartizar el cadáver de la víctima, según lo reseñado por Infobae, aunque su ejecución fue aplazada por su maternidad y planea realizarse cuando termine el período de lactancia.

Yemen, uno de los países con tasas de ejecución per cápita más altas del mundo, aplica la ley islámica de la sharia, que castiga varios crímenes con la pena de muerte, incluyendo la violación y el asesinato.

Comments

Comments are closed.