El Director Ejecutivo y fundador de QuadrigaCX, la criptobolsa más importante de Canadá, falleció el pasado mes de diciembre a los 30 años de edad y dejó a sus clientes sin poder acceder a una suma estimada en 190 millones de dólares, según reseñan medios internacionales como RT.

Gerald Cotten, líder de la empresa, perdió la vida a causa de la enfermedad de Crohn en India, llevándose consigo la única forma de poder hacerse con un dinero cercano a los 200 millones pues era el único en la firma que tenía acceso a dicha información.

Su esposa, Jennifer Robertson, aseguró en una declaración jurada que su pareja “era el único responsable del manejo de los fondos y las monedas”, motivo por el que ni ella ni cualquier miembro de la compañía ha podido entrar a satisfacer las quejas de sus clientes de ninguna forma.

El dinero se encuentra repartido entre la forma convencional y en criptomonedas, pero Cotten era la persona que tenía una llave digital sin la que este dinero permanece en una nube inalcanzable.

Algunos trabajadores de QuadrigaCX han denunciado haber sido amenazados virtualmente por parte de personas que se habrían visto afectadas con esta pérdida. La empresa asegura estar trabajando “intensamente” para solventar el problema, pero dicha solución no llega y ya se empiezan a generar críticas contra la firma. Uno de los cuestionamientos pone en duda que Cotten haya muerto verdaderamente.

Comments

Comments are closed.