Madrid (EFE) – El Gobierno español defendió hoy el diálogo político en Cataluña ante las críticas de la oposición conservadora y precisó que la figura de un “relator” que coordine las reuniones de la mesa de partidos para debatir la situación en esa región no es un “mediador internacional”.

Sería alguien que “ayude” en ese diálogo ante la crisis política e institucional en la región de Cataluña (cuyo Gobierno demanda la independencia), explicó hoy la vicepresidenta Carmen Calvo en una rueda de prensa, tras la polémica política que se ha generado ante esa figura.

Calvo consideró que la figura de un “relator” sería “bastante útil” para coordinar y favorecer el diálogo entre los partidos catalanes y dejó claro que se sitúa al margen de la relación entre el Gobierno central y el catalán.

“No hay más”, recalcó Calvo ante los periodistas, donde criticó la actitud del conservador Partido Popular (PP) y de Ciudadanos (liberales) por obstaculizar ese diálogo que busca una solución política a la crisis en Cataluña, donde algo menos de la mitad de la población se muestra a favor de la independencia del resto de España, si se tienen en cuenta los resultados de los comicios regionales en diciembre de 2017.

Sin embargo, a los pocos minutos de las palabras de la vicepresidenta, los líderes de ambos partidos, Pablo Casado y Albert Rivera, llamaron por separado a concentraciones el próximo domingo en Madrid contra la política que sobre Cataluña está llevando a cabo el presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez.

El líder del conservador PP – primer partido en el Parlamento -, Pablo Casado, dijo hoy a Efe que no descarta utilizar cualquier tipo de mecanismo contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por lo que considera su “alta traición a España” al admitir un diálogo con los independentistas catalanes con presencia de un relator.

Desde que Sánchez asumió el Ejecutivo español en junio del año pasado, tras una moción de censura parlamentaria contra el anterior del PP, ha intentado relanzar el diálogo con los independentistas de Cataluña, a lo que se oponen de pleno tanto ese partido como los liberales de Ciudadanos.

Por su parte, la portavoz del Gobierno catalán, Elsa Artadi, reprochó hoy al Ejecutivo español que sitúe al relator en la mesa catalana de partidos, ya que demandan un mediador internacional para los encuentros entre ambos ejecutivos.

Comments

Comments are closed.