Un centenar de venezolanos fueron trasladados este fin de semana dentro de Brasil desde la localidad fronteriza de Boa Vista (estado de Roraima) hasta Campo Grande (estado de Mato Grosso) en los primeros vuelos facilitados por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

En coordinación con el Ejército brasileño, este traslado forma parte de una estrategia de reasentamiento de la que se han beneficiado desde el pasado abril 4.300 migrantes venezolanos que han sido trasladados del estado de Roraima a otras zonas del país, dijo hoy la organización.

En una rueda de prensa en Ginebra, su portavoz Joel Millman explicó que la particularidad de los vuelos que se realizaron el pasado día 2 es que en ellos viajaron venezolanos que habían sido preseleccionados para empleos fuera de Roraima.

Las compañías publican los puestos vacantes y se identifica a las personas que reúnen las condiciones necesarias, tras lo cual pasan por un proceso de selección que incluye entrevistas y un análisis de su currículum.

De estas dos últimas etapas se encargan entidades de las Fuerzas Armadas de Brasil, explicó el portavoz, que agregó que la participación en este programa es voluntaria.

Un total de 300 venezolanos mostraron interés por esas oportunidades de trabajo y participaron en la etapa inicial del proceso de selección.

Millman sostuvo que una vez que llegaron a Campo Grande, los cien venezolanos seleccionados fueron recibidos por su nuevo empleador y alojados en viviendas temporales puestas a disposición por la sociedad civil para las primeras semanas.

Uno de los mayores objetivos de este programa, en el cual la OIM colabora con el Ejército brasileño, es reducir la presión que hay sobre el estado de Roraima, por ser el punto de entrada de migrantes de Venezuela en Brasil, y facilitar a la vez su integración en otras partes del país. EFE

Comments

Comments are closed.