La Casa Blanca dijo el martes que una nueva investigación por corrupción en la toma de posesión del presidente Donald Trump no tiene nada que ver con el propio mandatario.

Los fiscales federales de Nueva York emitieron una citación el lunes para evaluar los registros financieros y de otro tipo del Comité Inaugural de Trump, en busca de información sobre los 107 millones de dólares que recaudó para la investidura del 20 de enero de 2017.

La citación busca documentos relacionados con donantes, proveedores, contratistas y cuentas bancarias vinculadas al comité inaugural, lo que sugiere posibles sospechas de fraude y lavado de dinero según el Washington Post, que revisó el documento.

Se enfoca en parte en un donante, el capitalista de riesgo Imaad Zuberi, y su compañía en Los Ángeles Avenue Ventures, que donó 900.000 dólares para la inauguración, según el Post.

Un portavoz del comité confirmó que estaban revisando la citación, y agregó que “es nuestra intención cooperar con la investigación”.

La pesquisa acumula una nueva presión legal sobre una Casa Blanca ya amenazada por múltiples líneas de investigación del asesor especial Robert Mueller, sobre una posible connivencia con Rusia por la campaña de Trump en las elecciones presidenciales de 2016.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que las operaciones del comité inaugural no involucraban al propio Trump. 

“Esto no tiene nada que ver con la Casa Blanca”, aseguró.

“Creo que el hilo conductor es una histeria sobre el hecho de que este presidente se convirtiera en presidente”
, dijo a CNN. 

“El hecho de que esas cosas hayan ocurrido literalmente no tiene absolutamente nada que ver con el presidente”. 

“Hay tanto odio por ahí que buscarán cualquier cosa para tratar de crear y vincular los problemas con este presidente”, cerró. AFP

Comments

Comments are closed.