Cáritas Venezuela ha anunciado que “se sumaría” a la ayuda humanitaria en Venezuela si se trabaja “con los mecanismos apropiados” y “bajo los principios de respeto a los derechos humanos y humanitarios”.

Así lo indica en un comunicado publicado ante los anuncios del envío de ayuda humanitaria a Venezuela y ante la posibilidad de que Cáritas participe en la recepción y distribución de la ayuda humanitaria en esta emergencia.

Según precisan, la Asamblea Nacional ha pedido la entrada de la ayuda y ha solicitado a la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) participar en una comisión técnica. En concreto, se ha pedido a Cáritas de Venezuela que aporte su experiencia en lo social.

Además, la organización de la Iglesia Católica señala que diversas organizaciones de acción social “han solicitado a las autoridades competentes permitir el ingreso de dicha ayuda” pero “no ha habido respuesta”.

También recuerdan que “la actuación social de la Iglesia siempre se ha regido por los principios de la ayuda humanitaria internacionalmente reconocidos: humanidad, independencia y honestidad en el trabajo de acompañamiento y auxilio a los más afectados”.

Cáritas Venezuela recuerda que la ayuda humanitaria “se guía por protocolos aceptados internacionalmente para dar respuestas a situaciones de graves” y, por lo tanto, “no atiende a intereses políticos, sino al bien del pueblo más vulnerable cuando un país no cuenta con los recursos para hacerlo”.

Además, precisa que “no resuelve los problemas del país” sino que “solo mitiga los impactos sobre la gente más pobre: riesgo alto de morir y sufrimiento”; y añade que “es limitada en cobertura y debe ayudar a preparar a la población para valerse por sus propios medios”.

También señala que la ayuda humanitaria “no abastece los mercados con los diversos productos de la dieta básica” sino que “los insumos que llegan son principalmente terapéuticos”, sobre todo, “raciones de emergencia y suplementos para niños y ancianos con déficit nutricional”.

Igualmente, recuerda que “es siempre subsidiaria y no sustituye lo que el Estado debe hace con sus recursos”.

Campaña de emergencia

Cáritas Española mantiene abierta su campaña de emergencia con la crisis de Venezuela, a través de la cual viene canalizando la solidaridad de los donantes de el país con la población venezolana más afectada por las dificultades de acceso a alimentos y medicamentos.

La situación en Venezuela, según indica la organización, “sigue siendo crítica”. Se estima que más de 2,3 millones de personas han abandonado Venezuela con destino principalmente a Colombia, Brasil, Estados Unidos, Ecuador, Perú, Panamá, Argentina, Uruguay, México y España.

Las Cáritas de Venezuela, Colombia, Brasil y Ecuador han lanzado llamadas de emergencia a la Confederación Internacional de Cáritas para actuar ante esta situación.

En los últimos meses, el apoyo económico de Cáritas Española a esta crisis asciende a un total de 240.000 euros, de los cuales 100.000 euros se han destinado a Cáritas Venezuela, 150.000 a Cáritas Colombia y 40.000 a Cáritas Brasil. Europa Press.

Comments

Comments are closed.