El periodista Jordi Évole entrevistó a Nicolás Maduro en Caracas, días luego de la autojuramentación de Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional. “No van a poder con nosotros”, aseveró.

“No aceptamos ultimátums de nadie. Es como si yo le dijera a la Unión Europea que le doy siete días para reconocer a la república de Cataluña, o si no, vamos a tomar medidas (…). ¿Por qué la Unión Europea le tiene que decir a un país del mundo que ya hizo elecciones que tiene que repetir sus elecciones presidenciales, porque no las ganaron sus aliados de derecha?”, dijo al periodista sobre la reacción del Gobierno español.

Maduro aseguró que está “durmiendo bien” y que él siempre reza. “Lo que está ocurriendo en Venezuela es un milagro (…) estar en batalla”, dijo.

“Lo bueno para el país es que se respete la Constitución”, aseveró ante la duda de si se ha planteado irse de la presidencia.

España, Francia, Alemania, Reino Unido, Portugal y Holanda dieron el ultimátum a Maduro y le advirtieron que de no cumplir reconocerán al autoproclamado mandatario interino de Venezuela Juan Guaidó, quien ya cuenta con el respaldo de Estados Unidos y varios países latinoamericanos.

“Tratan de acorralarnos con ultimátums para obligarnos a ir a una situación extrema de enfrentamiento“, denunció Maduro, quien insistió en su propuesta de elecciones anticipadas del Parlamento, dominado por la oposición.

“Si está en nuestras manos Venezuela no va a ser un Vietnam”, dijo, agregando que la “ola de consciencia” que nace desde del pueblo de EEUU no dejará que se ejecuten acciones de la “supremacía blanca” que Gobierna a ese país.

Aseguró que se está preparando para “defender a nuestro país”. “En caso de un conflicto el pueblo sabe qué hacer, sabe cómo defenderse”, aseveró.

“Venezuela tiene unas reglas, un sistema electoral”, dijo.

Por otro lado, reconoció fallos en su administración: “Creo que hay muchos errores en la eficacia del Gobierno”.

Apoya la propuesta de Uruguay y México

Maduro también dijo apoyar la “buena iniciativa” de un grupo de contacto internacional integrado por la Unión Europea y países latinoamericanos como Uruguay y México, que busca “fomentar un proceso político y pacífico” para salir de la crisis venezolana y que sostendrá su primera reunión el 7 de febrero en Montevideo.

“Yo apoyo esa conferencia. (…) Apuesto a que de esa iniciativa surja una mesa de negociaciones, de diálogo entre los venezolanos, para resolver nuestros asuntos, para agendar un plan, una ruta de solución de los problemas de Venezuela”, dijo Maduro.

Con información de AFP.

Comments

Comments are closed.