Cayetana Álvarez de Toledo, ex diputada del PP por Madrid, afirmó en un artículo de opinión que el miedo en Venezuela “ha cambiado de bando, el dictador (Nicolás Maduro) se refugia en el búnquer mientras el nuevo gobierno va ganando apoyo”.

“Desde que la Constitución proclamó a Juan Guaidó presidente encargado de Venezuela, el dictador ha aparecido a diario en la televisión estatal rodeado de militares. La intención es evidente pero el resultado, mediocre. Más que miedo, el sátrapa empieza a dar pena”, reseña el texto publicado en El Mundo.

Destacó que “nunca había sido tan evidente el sobrepeso del Estado ni tan verdadera la máxima liberal sobre la necesidad de adelgazarlo”, señalando sobre los ejercicios militares convocado por el líder oficialista para defender la soberanía de Venezuela..

Asimismo, en el texto expresa que el ofrecimiento de la Ley de Amnistía propuesto por la Asamblea Nacional, está surtiendo efecto, afirmando que Juan Guaidó, se reunión en secretos con miembros de la Fuerzas Amardas

“En las concentraciones del pasado miércoles había funcionarios que jamás se habían manifestado contra el régimen. Vi cómo bajaban del edificio del Ministerio de Vivienda y del nacionalizado Banco de Venezuela. Y también cómo subían del metro. De sus fétidos túneles, cantando: “Y ya cayó, y ya cayó, este gobierno ya cayó”. Y también de sus oficinas: “Hemos perdido todo”, me dijo Reina, una administrativa, “incluido el miedo”. Y éste sí es un juego de suma cero: el miedo ha cambiado de bando. La detención, en los últimas días, de varios periodistas, entre ellos tres de la agencia Efe, es un síntoma de desesperación. El fuerte se resquebraja. Y con él, la moral del dictador“.

Cae la dictadura y resurge la democracia”, resaltó, alegando que mas de 60 democracias del mundo y el Parlamento Europeo han reconocido a Guaidó como presidente de Venezuela. Las cuentas han sido traspasadas a las “manos mas jóvenes y limpias”. Los nuevos embajadores han recibido sus credenciales. El encargado de negocios de Venezuela en EEUU ya trabaja con y en la Casa Blanca. “Todo esto en ocho días”.

“Es una nueva forma de revolución, a la que aún no le encuentro nombre. De momento, dejémoslo precisa y modestamente en el modelo venezolano de Transición. Un modelo que ha enterrado arraigadas prácticas, protocolos y consignas de la comunidad internacional”.

Comments

Comments are closed.