Adelgazar sin hacer dieta es el sueño de muchas mujeres. El “Mindful Eating” o Alimentación Consciente es una técnica que busca mejorar los hábitos alimenticios desde los principios del “Mindfulness”.

La psicóloga e instructora de Mindfulness, Ksenia Ryzkhova, explica que con esta nueva práctica se busca “que prestamos atención a lo que estamos comiendo, dedicándole el tiempo suficiente y disfrutando plenamente de la comida, lo que ayuda a conectar con nuestro cuerpo y a saber lo que éste realmente necesita consumir”.

Añade que se debe aplicar desde el momento de comprar los alimentos evitando “no caer en el consumismo innecesario y evitar llenar la cesta de caprichos, que suelen ser los más calóricos, como los dulces o los snacks en bolsa“.

Otras pautas claves para incorporar la Alimentación Consciente a el día a día, según reseña Telva, son concentración a la hora de comer, manejar la ansiedad con breves ejercicios de respiración antes de empezar una comida y si se está obligado a comer en el trabajo, hallar un espacio y un momento para desconectar de la rutina laboral, evitar comer de pie o en el puesto de trabajo.

“15 minutos de comida consciente te darán mucha más energía que una hora en un restaurante lleno de ruido o un sándwich rápido frente al ordenador”, alerta Ryzkhova.

Igualmente, la experta enfatiza que “sentarse a la mesa y evitar dispositivos que te distraigan es crucial para comer correctamente”. Y recomienda: “Saborea cada bocado y céntrate en la comida evitando otros pensamientos que puedan distraerte. Esto te permitirá escuchar a tu propio cuerpo y las señales que te está mandando, por ejemplo, que ya estás demasiado lleno o que cierto alimento te costará digerirlo”.

Comments

Comments are closed.