Un grupo de cientificos del Reino Unido advierten de que la alta concentración de cocaína detectada en las aguas del río Támesis, en Londres, está afectando severamente la vida de los animales que cohabitan en la zona.

En este sentido, explicaron que la sustancia estupefaciente que se encontró presente en el área está cambiando el comportamiento de las anguilas, que se han vuelto “hiperactivas”, lo cual podría traducirse como los efectos de la sustancia en su sistema nervioso.

Asimismo, dijeron que la alta concentración de esta droga ha podido ser detectada por una estación de monitoreo en Westminster, cerca de las inmediaciones del Parlamento británico. La información explica que la mencionada sustancia viene de la orina de los humanos que la consumen, y que las plantas de tratamiento de aguas están siendo ineficaces para filtrar la droga.

Por estos motivos, los niveles de cocaína aumentan cada vez que las aguas residuales terminan en el río procedentes de la red de alcantarillado.

“Aumentos en los niveles de cafeína, cocaína y benzoilecgonina, el principal metabolito de la cocaína fueron observados 24 horas después de que se desbordara el sistema de alcantarillado”, explicaron los autores del estudio al citado medio.

Cabe destacar que los expertos acotaron que tanto “las concentraciones de cocaína y benzoilecgonina se mantuvieron altas en las aguas residuales a lo largo de la semana registrando solo un pequeño aumento durante el fin de semana” por lo que su concentración en el río era tan alta que “estaba fuera del rango cuantificable”.

Comments

Comments are closed.