Este jueves, el primer mandatario venezolano, Nicolás Maduro, durante su acto de juramentación en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), gritó una consiga de “viva México”, delante de los presentes y del representante de dicho país que envió el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador para dicha solemnidad.

López Obrador ha mantenido una postura de no interferencia en los asuntos internos de otros países. Sin embargo, Andrés Oppenheimer, en un artículo en El Nuevo Herald, señala que en el artículo 89 de la Constitución mexicana insta al presidente a conducir una política exterior de “no intervención” en los asuntos internos de otros países, pero “guiada por el respeto, la protección y la promoción de los derechos humanos”.

En tal sentido, Oppenheimer suscribe que López Obrador estaría violando esa ley al no levantar su voz en contra del presidente Maduro.

Además se conoció que AMLO “instó a otros países a condenar las elecciones de México en 2006, que en ese momento las calificó de fradulentas y que fueron mucho más abiertas y más libres que las del año pasado en Venezuela”.

El periodista por su parte destaca que al ponerse del lado de Venezuela, Cuba, Bolivia y Nicaragua, López Obrador “se aísla de América Latina y de grandes aliados de Estados Unidos”.

Para leer el artículo completo pulse AQUÍ.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.